En la imagen aparece una mujer usuaria de silla de ruedas con expresión triste viendo a unas escaleras

Barreras para la inclusión

Compartir:

Barreras para la inclusión

Por:Daniela Schurenkamper Alpuche, Directora de Comunicación Social de Alianza Éntrale.

Todas las personas nos hemos enfrentado a situaciones que presentan algún tipo de dificultad para realizar alguna acción, decisión, proyecto, entre otros. Muchas veces lo que nos frustra es que, en su mayoría, son cosas que se pudieron haber prevenido o que simplemente no estaban en nuestras manos. Ahora, ¿te has puesto a pensar en las barreras de los demás?, ¿sabes cuáles son las barreras a las que se enfrentan las personas con discapacidad?

Las barreras se dividen y se encuentran en diferentes aspectos. Muchas veces ignoramos que somos nosotros mismos quienes las ponen, lo que dificulta nuestros esfuerzos por hacer de la empresa un entorno incluyente. De igual manera, cuando queremos eliminar estas barreras, desconocemos cómo hacerlo.

En este artículo te compartiremos algunas de las barreras con las que nos enfrentamos día a día en nuestra sociedad para que tengas la capacidad de identificarlas, romperlas y ser una persona incluyente.

Actitudinales:

Son las más básicas y riesgosas, ya que nos llevan al desarrollo de otro tipo de barreras. Inclusive, muchos de nosotros no estamos conscientes de las dificultades que podrían comprometer la participación de una persona con discapacidad en igualdad de oportunidades y equidad de condiciones. Este tipo de barreras se pueden encontrar en los siguientes ejemplos:

Estereotipos: Creencias exageradas, imágenes o verdad distorsionada sobre una persona o un grupo en particular. Los estereotipos pueden crearse por los mensajes que aparecen en los medios de comunicación o como consecuencia de las opiniones ajenas y las experiencias personales. Estos pueden ser positivos o negativos. Ejemplo: Asociar la discapacidad con una enfermedad.

Prejuicios: Los prejuicios surgen como consecuencia de los estereotipos. Estos consisten en la formación de una opinión o actitud sobre una persona o grupo en particular. Ejemplo: Las personas con discapacidad no pueden trabajar.

Discriminación: La suma de estereotipos y prejuicios pueden conducir a la discriminación. Según el CONAPRED, la discriminación es aquella práctica constante que implica dar un trato desfavorable o de desprecio hacia una determinada persona o grupo, ya sea de manera consciente o inconsciente, pero que en algún momento se ha causado o recibido (2021).

Comunicativas:

Este tipo de barreras hacen referencia a aquellos obstáculos que impiden a una persona con discapacidad comunicarse con su entorno. Estas se pueden ver reflejadas en los diferentes elementos del proceso de comunicación, por ejemplo: el canal utilizado para enviar y recibir un mensaje, el contenido de la información y el contexto donde se efectúa la comunicación. Las personas que se ven mayormente afectadas por estas barreras, son aquellas que presentan alguna discapacidad que limita el  habla, la audición, el proceso de lectoescritura y/o el razonamiento. Ejemplos:

  • Uso de letras pequeñas.
  • Falta de accesibilidad en sistemas y programas para la implementación de lectores de pantalla.
  • Uso de un lenguaje abstracto o técnico que limita la comprensión del mensaje.
  • Falta de intérprete de Lengua de Señas, subtitulado y/o descripción en materiales audiovisuales.

Físicas:

Aquellos obstáculos que existen para garantizar el desplazamiento de las personas en condiciones de seguridad, comodidad y autonomía. Se pueden dividir en tres tipos: arquitectónicas, urbanísticas y del transporte. Ejemplos:

  • Falta de rampas o elevadores en establecimientos.
  • Espacios desordenados y/o con obstáculos.
  • Falta de medidas de accesibilidad para el uso del transporte público.

El conocimiento sobre la inclusión laboral de personas con discapacidad es cada vez mayor. Hoy, son varias las iniciativas que la sociedad ha implementado para garantizar la igualdad de oportunidades y equidad de condiciones de este sector de la población. Sin embargo, aún falta mucho por hacer. ¡Dejemos la intención y hagamos la acción!, si identificaste alguna de las barreras mencionadas, te invitamos a ser un líder incluyente y romper con ellas para lograr tener un México más justo, más humano y sobre todo, más incluyente.