Personas con Discapacidad Psicosocial

Personas con Discapacidad Psicosocial

 

Por :Daniela Schurenkamper Alpuche, Directora de Comunicación Social de Éntrale

La palabra “psicosocial” es algo que en general todas las personas han escuchado o saben algo al respecto, pero en realidad las personas no saben ni en qué consiste o simplemente se quedan con la idea que llegaron a ver en alguna película o serie. El tema de los trastornos mentales es algo que no se habla, por lo que se habla mucho menos de las personas con discapacidad psicosocial. En este artículo conocerás más a fondo a las personas con discapacidad psicosocial y cómo puedes apoyar para evitar caer en una discriminación y saber cómo apoyar en el área laboral.

Son las personas cuya condición de vida implica una alteración psicológica a causa de algún trastorno mental; y que al interactuar con diversas barreras, se ve impedida su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás.

Para identificar si la persona tiene un trastorno mental, es importante siempre acercarnos a un profesional –psiquiatra o psicólogo clínico­­–, ya que es quien cuenta con la capacidad y los conocimientos para hacer una evaluación exhaustiva y rigurosa sobre el estado de salud de la persona.

Algunos tipos de trastornos mentales que pueden generar una discapacidad psicosocial son:

  1. Trastorno límite de la personalidad:

Trastorno mental caracterizado por presentar constantes cambios de estado de ánimo y mostrar incertidumbre sobre cómo se ven a sí mismos y dentro de su entorno

  1. Trastorno de ansiedad generalizada,(TAG):

Afectación del estado mental, social y salud en general. Algunos síntomas son: ansiedad , preocupación, o aferración excesiva por algún tema o situación. La persona no puede controlar su ansiedad o preocupación, por lo que manifiesta mucha inquietud, falta de concentración, irritabilidad, tensión muscular o dificultad para conciliar el  sueño.

  1. Trastorno depresivo mayor:

Afectación emocional que surge como consecuencia de un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés en realizar distintas actividades. Los sentimientos, pensamientos y comportamientos de la persona se ven severamente impactados y puede llegar a causar problemas físicos y emocionales.

  1. Trastorno bipolar:

Trastorno crónico que se presenta de manera episódica y afecta a los mecanismos que regulan el estado de ánimo de la persona. Estos constantes cambios de ánimo influyen en los aspectos sociales, familiares, académicos o laborales de quienes lo presentan.

  1. Esquizofrenia:

Trastorno mental que genera alucinaciones, delirios, dificultad para organizar pensamientos y movimientos corporales.

  1. Trastorno obsesivo compulsivo (TOC):

Las personas con TOC presentan pensamientos, sentimientos, ideas, sensaciones y comportamientos repetitivos e indeseables. Suelen presentar comportamientos repetitivos hasta librarse del sentimiento y llegar a la tranquilidad.

Es importante resaltar que no todas las personas con un trastorno mental viven una discapacidad psicosocial, se considera discapacidad psicosocial cuando una persona con alguno de los trastornos mencionados anteriormente, entra en una crisis y sumando las barreras que se pueden presentar en su entorno, pueden ser actitudinales o sociales es considerada una persona con discapacidad psicosocial.

Si en tu empresa hay personas con discapacidad psicosocial, lo mejor que puedes hacer es informar y capacitar a los diferentes equipos de trabajo sobre la condición del colaborador(a) y los apoyos que puede requerir para estar en igualdad de oportunidades y equidad de condiciones.

Algunas recomendaciones para la inclusión laboral de una persona con discapacidad psicosocial son:

  • Mantener un lenguaje claro, preciso y directo
  • Acercarse a la persona y preguntarle sobre las situaciones u objetos que lleguen a detonarle una crisis de ansiedad o estrés.
  • Contar con un espacio de trabajo que esté libre de distractores.
  • Capacitar al personal para prevenir y eliminar discriminación
  • Conocer su tratamiento para evaluar qué otros apoyos se pueden implementar, por ejemplo: flexibilidad de horario.

Ya que sabes quiénes son las personas con discapacidad psicosocial, teinvitamos a realizar un mapeo de las y los colaboradores que laboran en la organización, ya que este proceso no sólo te permitirá identificar si alguna persona de tu equipo cuenta con esta condición, sino que también te permitirá generar una mayor conciencia sobre los apoyos que pueden favorecer la participación e inclusión laboral de estas personas. El sueño de un México más justo, más humano y más incluyente, sólo es posible si lo construimos juntos.

 

Bibliografía:

 

Voz Pro Salud Mental. (2019). Discapacidad psicosocial. 2020, de Red Voz Pro Salud Mental Sitio web: https://www.vozprosaludmental.org.mx/post/discapacidad-psicosocial

Personas con Discapacidad Física-Motriz, debajo la imagen de una persona en barras de rehabilitación motriz

Personas con Discapacidad Física- Motriz

Por: Daniela Schurenkamper Alpuche, Directora de Comunicación Social de Éntrale, alianza por la inclusión laboral de personas con discapacidad.

La discapacidad física-motriz es la más conocida, ya que generalmente cuando una persona habla de discapacidad, lo primero que se le viene a la mente la imagen de una persona usuaria de silla de ruedas, sin embargo ¿estamos conscientes de quiénes son las personas que viven esta discapacidad? ¿cuáles son sus limitantes o barreras? O lo más importante… ¿cómo podemos apoyar su inclusión laboral? En este artículo conocerás quiénes son las personas con discapacidad física- motriz para poder romper las barreras de la inclusión.

¿Quiénes son las personas con discapacidad física -motriz?

Son las personas cuya condición de vida implica una alteración en la capacidad de movimiento, generando dificultades en las funciones de desplazamiento, manipulación y postura del cuerpo, y que al interactuar con las diversas barreras, se ve impedida su participación plena y efectiva en la sociedad.

Las causas de la discapacidad física-motriz pueden ser varias, sin embargo suelen deberse a un problema en los músculos o sistema nervioso central de la persona, o bien, como consecuencia de accidentes o enfermedades tipo la Esclerosis Múltiple, malformaciones congénitas, traumatismos, tumores, por mencionar algunos ejemplos.

Ahora que ya conoces quiénes son las personas con discapacidad física- motriz, te compartimos algunas recomendaciones sobre cómo dirigirnos a estas personas para prevenir y eliminar su discriminación, la manera correcta es personas con discapacidad física o motriz.

Eliminemos términos como inválido, ya que si mencionamos “inválido” quiere decir que la persona vale menos, minusválido, enano y  cojo; la única manera para referirnos a una persona con discapacidad física o motriz es persona con discapacidad física o motriz.

Personas con discapacidad física-motriz en el trabajo:

Una de las principales limitantes para una persona con discapacidad física-motriz es el desplazamiento, por lo que las barreras físicas o arquitectónicas en los establecimientos es un factor principal que impide su inclusión. ¡Ojo! no es nada más asignar un lugar de estacionamiento para personas con discapacidad, rampas y elevador, se tiene que hacer todo un diagnóstico de accesibilidad en el entorno laboral para romper dichas barreras.

¿Qué otros apoyos podemos ofrecer?

  1. Mantener espacios libres de obstáculos para que la persona`pueda desplazarse sin problema.
  2. Tener mostradores de doble altura en recepciones o módulos de atención.
  3. Dejar al alcance de las personas los utensilios o materiales de uso común en espacios como el comedor, cocina, sanitarios, etc.
  4. Evitar manipular las herramientas de apoyo de la persona sin obtener previamente su consentimiento, por ejemplo: silla de ruedas, muletas, andaderas, bastón, etc.

Debemos tener presente que existen diferentes ajustes que pueden apoyar a la persona con discapacidad física-motriz, por lo que te recomendamos siempre preguntarle directamente si necesita de algún tipo de ajuste para poder realizar sus tareas. Recuerda que, el sueño de un México más justo, más humano y más incluyente, sólo es posible si lo construimos juntos.

Personas con discapacidad intelectual y su inclusión laboral

Personas con discapacidad intelectual y su inclusión laboral

Por Daniela Schurenkamper alpuche, Directora de Comunicación Social de Éntrale, alianza por la inclusión laboral de personas con discapacidad.

Todas las personas conocemos, hemos escuchado o hemos visto en alguna serie o película a personas con discapacidad intelectual, lamentablemente la mayoría de la población tiene este mito de que las personas con discapacidad intelectual no pueden trabajar o que no pueden realizar la mayoría de las actividades que una persona sin discapacidad realiza. En este artículo conocerás acerca de las personas con discapacidad intelectual con la intención de estar más informados e ir quitando estos mitos que existen alrededor.

Primero aclaremos cuál es el término correcto para referirnos a una persona con discapacidad intelectual, ya que lamentablemente hemos escuchado el término “retrasado mental” sin saber realmente si es el término correcto o la forma adecuada para referirnos hacia la persona. La respuesta es NO, nunca va a ser el término correcto, ya que no solamente es inadecuado sino que resulta ser discriminativo e inapropiado. El término correcto es Discapacidad Intelectual.

¿Quiénes son las personas con Discapacidad intelectual?

Son las personas cuya condición de vida implica algunas limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual y en la conducta adaptativa, y que al interactuar con las barreras físicas y actitudinales que establece la sociedad, se ve impedida su inclusión plena y efectiva, en igualdad de condiciones con los demás.

La discapacidad intelectual puede manifestarse en diferentes niveles: Leve, moderado, grave o severa y profundo.

Por lo general, las personas con discapacidad intelectual que buscan una oportunidad de trabajo en las empresas, son aquellas que presentan un grado leve o moderado, ya que son capaces de desarrollar habilidades sociales y comunicativas que les permiten adaptarse e integrarse a los diferentes entornos, entre ellos, el laboral.

La discapacidad intelectual es considerada como un tipo de discapacidad invisible, es decir, que no se perciben a simple vista, por lo que es importante recalcar que las empresas y las personas debemos eliminar estas barreras que la sociedad establece, tener claro cuáles son los apoyos que podemos ofrecerle a la persona para que esté en equidad de condiciones.

Las empresas tienen un papel fundamental en la inclusión laboral de personas con discapacidad, es por esto que es importante mantenerse informados y capacitados para evitar caer en discriminación, segregación, entre otros, pero sobretodo tener claro la importancia de los apoyos y ajustes razonables que la empresa debe de proporcionar a las personas con discapacidad intelectual para que trabajen en equidad de condiciones.

Algunos apoyos/ajustes que podemos implementar dentro de la empresa son:

  • Pictogramas: un tipo de gráfico cuya información se da a través de símbolos, dibujos, imágenes, fotos del lugar o actividad. Los pictogramas pueden ser secuenciales, es decir, llevando un orden de cómo se debe ir realizando la actividad, o puede ser una sola imagen danto una instrucción concreta.
  • Siempre hablarle a la persona de forma clara y concisa.
  • Preguntar si entendió cuáles son los pasos que debe seguir para la realización de sus tareas.
  • Reforzamientos visuales, por ejemplo al entrar a un establecimiento, oficina, o fábrica poner las medidas de seguridad, lavado de manos, si necesitan checar entrada y salida, ponerse bata, cubrebocas, etc.
  • Archivos y documentos en lectura fácil, la cual es una herramienta para la comprensión lectora, son textos resumidos sin perder el objetivo del contenido que está realizado con un lenguaje sencillo y claro.
  • Siempre hablarle directamente a la persona. En caso de que la persona con discapacidad intelectual vaya acompañado de un acompañante, es muy importante hablarle a la persona y no solo dirigirnos al acompañante.

Estos fueron solo algunos ejemplos de los ajustes razonables que podemos proporcionar y aunque hemos avanzado en la inclusión laboral,  aún falta un largo camino por recorrer, es por eso que te invitamos a acercarte con alguna fundación, asociación u organización que forma parte de nuestra RED FASIL  como CONFE A.C., DAUNIS,Gente excepcional I.A.P., CAPYS A.C., Best Buddies, Unidos Somos Iguales I.A.P, Ilumina, Salud Integral A.C., Inclúyeme A.C., Integración Down I.A.P., KADIMA A.C., WMF Foundation, Fundación CTDUCA que trabajan con personas con discapacidad intelectual para que las empresas  puedan apoyarse, guiarse, capacitarse y/o concientizarse junto con ellas y seguir rompiendo barreras acercándonos a un México más incluyente.

“El sueño de un México más justo, más humano y más incluyente, sólo es posible si lo construimos juntos.”

Texto: ¿Quiénes son las personas con discapacidad auditiva?. Debajo un dibujo de 2 personas, del lado izquierdo un hombre haciendo una seña de la lengua de señas mexicana, del lado derecho una mujer con un implante coclear haciendo una seña de la lengua de señas mexicana

¿Quiénes son las personas con discapacidad auditiva?

Por: Daniela Schurenkamper Alpuche, Directora de Comunicación Social de Éntrale, alianza por la inclusión laboral.

¿Sabías qué existen diferentes tipos de discapacidad? Muchas veces solemos pensar que las personas con discapacidad sólo son aquellas usuarias de silla de ruedas; no obstante, dentro de la discapacidad, también hay una gran diversidad. Recordemos que existen 4 tipos de discapacidad: física-motriz, sensorial (auditiva y visual) , intelectual y mental-psicosocial.

En este artículo, hablaremos sobre quiénes son las personas con discapacidad auditiva y cuáles son las características de esta condición, con la intención de que adquieras una mayor información y podamos romper juntos las barreras y mitos que existen alrededor de estas personas.

Las personas con discapacidad auditiva son aquellas cuya condición de vida implica una deficiencia o alteración en el sentido auditivo, y que al interactuar con las barreras físicas y actitudinales que establece la sociedad, se ve impedida su inclusión plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

Esta discapacidad se clasifica en dos:

  1. Parcial

Se refiere a las personas que tienen una baja audición o hipoacusia, es decir, pérdida de la capacidad auditiva a un menor o mayor grado. Puede presentarse de forma unilateral (afectando sólo un oído) o bilateral (cuando afecta ambos oídos).

  1. Total

Se refiere a las personas que tienen una sordera, es decir, pérdida tota de audición.

Algunas personas con discapacidad auditiva son candidatas para el uso del implante coclear. El implante coclear es un pequeño dispositivo que ayuda a las personas sordas a recibir y procesar los sonidos del exterior.

Es muy importante no confundir el implante coclear con un auxiliar auditivo. Este último aparato se coloca sobre la oreja e incluye un pequeño tubo que va hacia el oído interno a fin de que el sonido se amplifique y la persona lo pueda percibir. Es electrónico y sirve para cambiar o amplificar el sonido.

¿Cómo se puede comunicar una persona con discapacidad auditiva?

Uno de los mitos más frecuentes en torno a la discapacidad auditiva, es afirmar que son personas sordomudas. No por tener una discapacidad auditiva significa que estas personas no puedan hablar o emitir sonidos.

Aunque la persona sorda no cuente con una plena audición, se puede comunicar mediante la lectura labiofacial, la Lengua de Señas o por lecto-escritura.

 

¿Cómo puedo apoyar a la comunidad sorda en el área laboral?

Para apoyar de manera eficiente a las personas con discapacidad auditiva, va a ser importante conocer los diferentes tipos de apoyo o ajustes que podemos implementar para garantizar su igualdad de oportunidades y equidad de condiciones. A continuación, te presentamos un ejemplo:

A fin de asegurar que la persona con este tipo de discapacidad tenga una experiencia positiva en su entrevista de trabajo, va a ser importante preguntarle sobre los apoyos que requerirá para facilitar el proceso de comunicación (intérprete de Lengua de Señas o uso de apoyos visuales).

Los apoyos visuales son esenciales para una persona con discapacidad auditiva. Un ejemplo muy claro son las juntas o festejos que se realizan dentro de la empresa. Por lo general, el mensaje que utilizamos para estas ocasiones lo transmitimos de voz en voz, pero… ¿qué sucede cuando en nuestra organización trabajan colaboradores o colaboradoras con discapacidad auditiva? Posiblemente el mensaje no les llegará. Cambiar esta situación implicará buscar nuevas formas y medios de comunicación que se adapten a las necesidades de estas personas, por ejemplo, compartir la invitación al festejo a través de un correo electrónico o mensaje de texto. De igual manera, para fortalecer la accesibilidad e inclusión en nuestro sistema de comunicación interna y externa, debemos procurar que los materiales audiovisuales que vayamos a utilizar tengan subtítulos e intérprete de Lengua de Señas.

Te invitamos a continuar informándote sobre los diferentes tipos de discapacidad que existen, ya que de esta manera,  lograremos crear entornos  libres de prejuicios y  etiquetas. Sigamos construyendo un México más justo, más humano y más incluyente.

Síndrome de Asperger… ¿Englobado al Trastorno del Espectro Autista?

Por: Daniela Schurenkamper Alpuche, Directora de Comunicación Social de Éntrale, alianza por la inclusión laboral de personas con discapacidad

Hoy, 18 de febrero, se conmemora el Día del Síndrome de Asperger. ¿Asperger? Sí, un Síndrome que se caracteriza por alteraciones de múltiples comportamientos no verbales, como: contacto ocular, expresión facial, posturas o gesticulaciones, patrones de comportamiento, intereses y actividades repetitivos y estereotipados, entre otras cosas. Pero… ¿sabías que a partir del año 2013, el Síndrome de Asperger fue eliminado del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales?

En este artículo, aprenderás un poco del Síndrome de Asperger y entenderás qué hay detrás de su historia.

Platiquemos un poco…En 1944, un pediatra austriaco llamado Hans Asperger, estuvo observando a 4 niños que mostraban dificultad para integrarse socialmente. Sin embargo, su inteligencia parecía ser la adecuada para su edad o hasta un poco más arriba del promedio.  Pero lo que llamó la atención del Dr. Asperger, fue que estos niños carecían de habilidades no verbales de comunicación, no podían demostrar empatía por los demás, y tenían dificultad para desplazarse físicamente. Cuando estos niños se comunicaban, lo hacían con un lenguaje demasiado formal o sin sentido, y el interés en un solo tema dominaba sus conversaciones. En su momento el Dr. Asperger lo llamó  “psicopatía autista” y la describió como un trastorno de la personalidad principalmente marcado por el aislamiento social. Estas publicaciones no fueron conocidas sino hasta el año de 1981 cuando Lorna Wing, médica inglesa, publicó estudios de casos de niños que mostraban síntomas similares, lo que llamó “Síndrome de Asperger”.

El Síndrome de Asperger, fue agregado hasta el año de 1994 al Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales IV (DSM-IV), el cual es el libro de referencia diagnóstica de la Asociación Psiquiátrica Americana. Este Síndrome estaba totalmente aparte del Trastorno del Espectro Autista, pero el diagnóstico tenía similitudes, por lo que, a partir del nuevo volumen de este Manual (DSM-V),  ya no se consideran separados, sino que el Asperger se ubicó dentro del Trastorno del Espectro Autista.

Como lo mencionamos anteriormente, esto fue a raíz de que los diferentes Doctores, Psiquiatras, y Psicólogos involucrados en el DSM, presentaban dudas sobre los criterios del diagnóstico y no lo consideraban confiable, y/o presentaban confusiones, por lo que ahora está englobado con el TEA (Trastorno del Espectro Autista).

Creemos que lo importante no es ver en dónde está el Síndrome de Asperger y si está separado o no del Trastorno del Espectro Autista. Lo importante es visibilizarlo y ser conscientes tanto del Autismo, como del Síndrome de Asperger o de cualquier otro tipo de trastorno, para formarnos como personas incluyentes y seguir construyendo un México más justo, más humano y más incluyente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Inclusión Laboral?

Por: Daniela Schurenkamper Alpuche, Directora de Comunicación Social de Alianza Éntrale

Hemos escuchado las palabras “Inclusión laboral”, pero ¿realmente sabemos su significado? , ¿Cómo se engloban?

En este artículo encontrarás información sobre el concepto de inclusión laboral, en qué consiste y algunas de las barreras para la inclusión.

Empecemos describiendo el concepto “Incluir”.

De acuerdo con la Real Academia Española, incluir significa: poner algo o a alguien dentro de una cosa o de un conjunto, o dentro de sus límites. En un contexto más coloquial, podemos decir que la palabra incluir significa integrar o englobar a alguien dentro de un espacio o, en dado caso, en una condición determinada.

Ahora, cuando hablamos de inclusión laboral nos referimos al enfoque en donde se crea la igualdad de oportunidades y equidad de condiciones favorables para la participación de todas las personas en situación de vulnerabilidad dentro del mercado laboral. Para comprender mejor la inclusión laboral, debemos de entender los siguientes conceptos:

Igualdad de oportunidades: se refiere a los ajustes y adecuaciones necesarios en los diferentes entornos: judicial,social,cultural y de bienes y servicios, con el fin de que la persona con discapacidad tenga las mismas posibilidades y oportunidades que el resto del personal de trabajo, facilitando así la convivencia, participación y trabajo en equipo dentro de la organización.

Equidad de condiciones: Implica la realización de ajustes razonables dentro del entorno laboral, la contratación con los derechos de ley, programas y cursos de capacitación, orientación, permanencia de empleo, entre otros.

Teniendo en cuenta esto, abordaremos cuáles son las diferentes barreras que encontramos en la inclusión laboral, las cuales surgen como consecuencia de los diferentes mitos o falsas creencias en torno a la inclusión laboral. Estas pueden presentarse de manera interna, refiriéndonos a las empresas u organizaciones, o externas, es decir, aquellas establecidas por el entorno de las personas con discapacidad.

Internas:

  • Desconocimiento de inclusión, diversidad o personas con discapacidad.
  • Falta de adaptación y accesibilidad dentro de las instalaciones de la empresa o en plataformas digitales.
  • Dificultad en el proceso de inclusión por falta de conocimiento o trato hacia la persona.
  • Falta de concientización y capacitación al personal.

Externas:

  • Falta de apoyo por parte de la familia.
  • Escasez de bolsas de trabajo en línea que sean incluyentes.
  • Inseguridad e inestabilidad emocional.
  • Falta de preparación de la persona (ej. habilidades sociales).
  • Carencia de hábitos laborales y habilidades sociales.
  • Poca experiencia laboral.

Para muchos, la inclusión laboral podría resultar como una obligación, cuando en realidad es un beneficio tener una mayor diversidad de talento, ya que mantiene a la empresa competitiva en el mercado laboral. Esto se resume a que la mayor barrera de la inclusión laboral, es la falta de información y de conocimiento que se tiene acerca de la diversidad y de la inclusión, ya que no existen suficientes cursos o programas dentro de las empresas que concienticen a las y los colaboradores sobre el tema.

Ahora, ya teniendo un panorama un poco más amplio y claro acerca de la Inclusión laboral, te invitamos a compartirlo con tus compañeros, amigos y familia para que juntos hagamos un México más justo, más humano y sobre todo, más incluyente.

 

2020 ¿Reto o aprendizaje?

2020…¿Reto o aprendizaje?

2020…¿Reto o aprendizaje?

Por: Daniela Schurenkamper Alpuche, Directora de Comunicación Social de Alianza Éntrale

“Siempre parece imposible hasta que se hace.”

 Nelson Mandela

 

2020 nos tomó por sorpresa. Miedo e incertidumbre son de las principales emociones que vivió la mayoría de la población en los últimos meses. Posiblemente este año nos permitió identificar una variedad de emociones que antes no habíamos experimentado, sin embargo, fueron los retos los que más nos impactaron.

Hablando de temas económicos y sociales, cuesta trabajo imaginar el mundo que conocíamos hace un año, es decir, “un mundo sólido”. Durante la pandemia, nos hemos encontrado con nuevos dilemas políticos, éticos, sociales y económicos alrededor del mundo; temas que tuvimos que replantear como consecuencia de la cuarentena global. La crisis sanitaria ha sacado lo peor y mejor de la gente, pero, sobre todo, nos enseñó a priorizar lo importante: hacer que la sociedad voltee a ver a quienes son más vulnerables.

Las empresas aprovecharon este reto como una oportunidad para implementar prácticas de capacitación que permitieran a las y los colaboradores:

  • Generar conciencia sobre quiénes son las personas con discapacidad.
  • Promover la equidad de condiciones mediante la implementación de ajustes razonables en los diferentes centros de trabajo.
  • Valorar la importancia de la accesibilidad digital en los sistemas de comunicación interna y externa para poder atender las necesidades individuales de las personas.
  • Contribuir en el desarrollo de una cultura de inclusión donde el respeto y apoyo hacia la diversidad se refleja tanto en políticas como en buenas prácticas.

Este año logramos resolver los retos a los que nos enfrentamos, se agilizaron las capacitaciones, y se prestó más atención a aquellos proyectos que hacen de México un país más incluyente. Desde esta perspectiva, ya no suena tan mal el 2020; no sólo fue la resolución de retos lo que nos permitió crecer como personas, esta pandemia también nos recordó la necesidad de ampliar nuestro panorama para   eliminar las barreras que obstruyen el camino hacia una sociedad más humana.

2021 será un año en el que tendremos que trabajar más que nunca con la cabeza en alto, los retos parecerán los mismos, pero… ¡ya llevamos ventaja! Aprovechémosla para continuar desarrollando proyectos, seguir capacitándonos, hacer accesible lo inaccesible, mantener la mente abierta para informarnos y romper barreras… pero, sobre todo, seguir trabajando en conjunto para lograr el sueño de un México más justo, más humano y más incluyente.

Presentación del segundo tomo del libro “Diversidad es lo que somos. Inclusión es lo que hacemos”

Presentación del segundo tomo del libro

“Diversidad es lo que somos. Inclusión es lo que hacemos”

Por: Paola Guerrero Ibarra

Alianza Éntrale presenta su segundo tomo del libro: “Diversidad es lo que somos. Inclusión es lo que hacemos”, compendio de buenas prácticas empresariales de inclusión laboral de personas con discapacidad.

 

El pasado jueves 10 de diciembre del 2020, Alianza Éntrale llevó a cabo la presentación del segundo tomo del libro: “Diversidad es lo que somos. Inclusión es lo que hacemos”, proyecto que inició hace un año con el propósito de compartir las buenas prácticas que han implementado las empresas en sus centros de trabajo para fomentar la inclusión laboral de personas con discapacidad en México.

 

Este libro es el reflejo de los esfuerzos que han hecho en conjunto empresas y organizaciones para la construcción de una sociedad más humana e incluyente. En las páginas de este segundo tomo, se comparten 13 historias que narran el origen, desarrollo y resultados de diversas iniciativas que, además de fortalecer la cultura de inclusión laboral, generaron un impacto positivo en la vida de muchas personas. Sin duda, estas buenas prácticas son ejemplo para demostrar cómo el trabajo colaborativo y el intercambio de experiencias, son fundamentales para la creación de nuevos proyectos que apoyen la diversidad y enriquezcan a la comunidad mediante la inclusión.

 

Para dar a conocer el segundo tomo de este libro, se llevó a cabo un evento virtual el pasado 10 de diciembre del 2020. Las empresas y organizaciones de la sociedad civil que se conectaron a dicho evento, tuvieron la oportunidad de escuchar los procesos y estrategias de implementación de buenas prácticas de inclusión de GNP Seguros, con su programa de mentoría para acompañar a las empresas de grupo BAL en la evolución de sus programas de inclusión; El Palacio de Hierro, quienes compartieron cómo han trabajado el compromiso de los líderes de la organización con la inclusión, mediante un programa de sponsors; Fundación MVS Radio que, junto con Hoteles City Express, platicó sobre la importancia de la capacitación a empresas para promover la contratación e inclusión de personas con discapacidad auditiva; y finalmente, Alsea México, en conjunto con Fundación John Langdon Down, dieron a conocer cómo el arte es un medio que podemos aprovechar para crear ideas asombrosas que favorezcan la inclusión del talento que nos rodea.

 

Los dos tomos de este libro están disponibles en formato digital y pueden descargarse en la siguiente página: https://www.inclusionlaboral.org. Alianza Éntrale invita a más empresas a sumarse a este proyecto, compartiendo aquellas buenas prácticas que ya han impactado la vida de muchas personas y que servirán de ejemplo para aquéllas que están iniciando el camino hacia la inclusión laboral de personas con discapacidad.

Diversidad en la discapacidad

Por: Daniela Schurenkamper Alpuche, Directora de Comunicación Social de Alianza Éntrale.

Posiblemente sabemos o hemos escuchado acerca de los tipos de discapacidad, pero al mismo tiempo recibimos tanta información que no es necesariamente la correcta o adecuada, por consiguiente, podemos llegar a discriminar a las personas con alguna discapacidad. En este artículo explicaremos de una manera directa y precisa cuáles son los tipos de discapacidad, para entender las diferentes condiciones de vida y romper con las barreras que la sociedad ha establecido en torno a este tema.

Personas con discapacidad motriz/física

Son las personas cuya condición de vida implica una alteración en la capacidad de movimiento, generando dificultades en las funciones de desplazamiento, manipulación y postura del cuerpo; y que al interactuar con las barreras físicas y actitudinales que establece la sociedad, se ve impedida su inclusión plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

Es importante aclarar que no sólo las personas usuarias de silla de ruedas tienen esta condición. Esta discapacidad puede manifestarse de diferentes maneras, por ejemplo: personas que carecen de una o más partes del cuerpo, o que tienen algunas dificultades en articulaciones y huesos.

De igual manera, esta discapacidad puede darse por algún daño neurológico. A continuación, te damos algunos casos que confirman esta información:

  • Lesiones de origen cerebral: Parálisis Cerebral infantil, Traumatismo Craneoencefálico, accidente cerebrovascular, daño cerebral adquirido y en algunos casos, como consecuencia de accidentes o enfermedades.
  • Lesiones de origen medular: Espina Bífida y Lesión Medular Traumática.
  • Neuromusculares: Distrofia muscular progresiva, Neuromiopatías.

Personas con discapacidad sensorial

Son las personas cuya condición de vida implica una deficiencia en uno o más de sus sentidos; y que al interactuar con las barreras físicas y actitudinales que establece la sociedad, se ve impedida su inclusión plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

A continuación nos enfocaremos en explicar quienes son las personas con discapacidad auditiva y las personas con discapacidad visual.

Personas con discapacidad auditiva:

Personas cuya condición de vida implica una deficiencia o alteración en el sentido auditivo, generando cierta dificultad para oír; y que al interactuar con las barreras físicas y actitudinales que establece la sociedad, se ve impedida su inclusión plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

La discapacidad auditiva se clasifica en: parcial y total.

La discapacidad auditiva parcial se da cuando la persona tiene una baja audición o hipoacusia, es decir, una pérdida leve o moderada del sentido auditivo. El uso de auxiliares auditivos, entre otros elementos, es necesario para optimizar los sonidos ambientales o del entorno.

Por otro lado, la discapacidad auditiva total ya se manifiesta en sordera, que es la pérdida severa o profunda del mismo sentido. El uso de apoyos visuales permite a las personas con esta condición, recibir la información y aprender a comunicarse ya sea a través de la Lengua de Señas, la lectura labiofacial o escritura.

Personas con discapacidad visual:

Personas cuya condición de vida implica una deficiencia en el sentido de la vista, generando cierta dificultad para ver; y que al interactuar con las barreras físicas y actitudinales que establece la sociedad, se ve impedida su inclusión plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás

La discapacidad visual puede manifestarse de forma parcial o total. La parcial se refiere a aquellas personas que viven con baja visión; mientras que la total la viven quienes tienen ceguera. Esta condición de vida puede surgir como consecuencia de ciertas limitantes en la agudeza visual, el campo visual, motilidad ocular, visión de los colores o visión profunda.

Personas con discapacidad Intelectual

Son las personas que viven algunas limitaciones significativas en su capacidad de razonamiento, funcionamiento intelectual, conducta adaptativa, pensamiento abstracto, destrezas sociales; y que al interactuar con las barreras físicas y actitudinales que establece la sociedad, se ve impedida su inclusión plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

El origen de esta discapacidad se debe a múltiples causas, entre ellas: metabólicas,  cromosómicas.

La discapacidad intelectual se clasifica según el grado de deficiencia cognitiva de la persona: leve, moderada, grave y/o profunda.

Personas con discapacidad psicosocial/mental

Son las personas cuya condición de vida implica una alteración psicológica a causa de algún trastorno mental; y que al interactuar con las barreras físicas y actitudinales que establece las sociedad, se ve impedida su inclusión plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

Debido a que su forma de razonar y pensar se ve alterada, carecen de habilidades para interactuar con otros de forma eficiente y congruente, por lo que se ven afectadas las áreas sociales y psicosociales.

Algunos tipos de trastornos que pueden generar esta discapacidad son:

  • Trastorno de ansiedad.
  • Trastorno Depresivo Mayor.
  • Trastorno de Espectro Autista.
  • Esquizofrenia.

Ahora que conoces los diferentes tipos de discapacidad, su origen y algunos de sus niveles o categorías, es importante reforzar que la discapacidad no es una enfermedad, sino una condición de vida. Recuerda que la información es la manera más efectiva para romper con los paradigmas, la desigualdad y discriminación hacia las personas con discapacidad, por ello te invitamos a seguir leyendo nuestros artículos para que juntos hagamos un México más justo, humano e incluyente.

Personas con discapacidad en el ámbito laboral

Por: Daniela Schurenkamper Alpuche, Directora de Comunicación Social de Alianza Éntrale.

Una de las principales barreras que encuentran las empresas para la promoción de un entorno diverso e incluyente, es la desinformación que existe sobre el tema de la discapacidad, hecho que trae como consecuencia la posible presencia de prácticas discriminatorias hacia las personas con discapacidad dentro de los centros de trabajo, sin realmente entender o tener clara su condición de vida. Para romper con esto, generamos este artículo que te permitirá conocer: 1) cuáles son los mitos alrededor de la discapacidad en el trabajo, 2) quiénes son las personas con discapacidad y 3) cuáles son los diferentes tipos de discapacidad.

En México, existen alrededor de 7.8 millones de personas con algún tipo de discapacidad, de las cuales el 82% tiene menos oportunidades de conseguir trabajo y el 40% llega a recibir un salario menor que una persona que se encuentra en el mismo puesto. A pesar de que esta cifra llegue a generar un impacto significativo para nuestra sociedad, todavía prevalece una gran desinformación sobre quiénes son estas personas. Este desconocimiento e ignorancia ha logrado como consecuencia la creación de ciertos mitos que dan paso a falsos prejuicios y estereotipos sobre las personas con discapacidad, limitando así, sus oportunidades laborales. A continuación, te presentamos algunos de estos:

• La discapacidad es una enfermedad y las personas que la padecen sufren.
• Es una persona con discapacidad, por lo tanto, se deben tener sentimientos de lástima hacia ella.
• Una persona con discapacidad no puede ser independiente, necesita de ayuda constante para todo.
• Las personas con discapacidad seguro faltan mucho a la escuela o al trabajo.
• Las personas con discapacidad representan un segmento muy pequeño de la población, no tiene importancia su inclusión laboral.
• Las personas con discapacidad no pueden trabajar por que no son capaces de soportar el estrés o seguir instrucciones.

Una vez identificados algunos de los mitos en torno a la discapacidad, seguramente te surgió la siguiente pregunta, “¿cómo puedo romper estas falsas creencias?” La respuesta es muy sencilla: informándonos sobre quiénes son las personas con discapacidad.

De acuerdo con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad: “La discapacidad es un concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas con deficiencias y las barreras debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás ”.

Si bien es cierto que la discapacidad puede surgir como consecuencia de alguna enfermedad, trastorno, accidente, consumo de sustancias tóxicas, entre otros factores, es importante aclarar que la discapacidad no es una enfermedad, sino una condición de vida. Anteriormente, la sociedad se regía bajo un modelo asistencialista que consistía en referirse y dirigirse a una persona con discapacidad como sujeto de lástima, por lo tanto, no se les permitía realizar nada, ya que “no podía”. Afortunadamente, la sociedad cambia y junto con ella algunos modelos.
Quienes forman parte del siglo XXI, han luchado por dejar atrás el asistencialismo para concentrarse en un modelo de derechos ¿qué significa esto?

1. Hay que reconocer que una persona con discapacidad, antes que nada, es PERSONA, por lo que es capaz de realizar cualquier cosa mientras no se le pongan barreras en su entorno.
2. Las barreras pueden ir desde pensamientos erróneos como los mitos previamente mencionados, hasta aquellos obstáculos en el entorno físico debido a una falta de accesibilidad.
3. Las personas con discapacidad deben ser percibidas como sujetos con derechos y obligaciones que merecen estar en equidad de condiciones que las demás, para el desarrollo de sus actividades del día a día.
4. Existen personas con discapacidad preparadas para el trabajo debido a una previa formación y capacitación profesional.

Si la intención de este artículo es generar conciencia sobre las personas con discapacidad, uno de los puntos que es importante aclarar es que la discapacidad no es sólo una. Dentro de esta condición, existe una gran diversidad de personas con discapacidad:

• Personas con discapacidad física/motriz
• Personas con discapacidad visual
• Personas con discapacidad auditiva
• Personas con discapacidad intelectual
• Personas con discapacidad psicosocial/mental

Ahora que ya conoces quiénes son las personas con discapacidad, por qué esta no debe ser percibida como una enfermedad y cuáles son los tipos de discapacidad, te sugerimos continuar investigando más sobre este tema. Recordemos que una de las claves para romper con la discriminación, es la información. Es por ello qué te invitamos a seguir leyendo nuestros artículos para que juntos hagamos un México más justo, humano e incluyente.