Los inicios de año y las uvas de la inclusión

Los inicios de año suelen ser momentos para pausar, evaluar cómo estamos y cómo nos gustaría estar en distintos aspectos de nuestra vida; esto generalmente mientras reflexionamos y nos ponemos propósitos al comer cada uva, con cada campanada de año nuevo (o al menos lo intentamos).

Empezando cada año, en el Área de Vinculación y Desarrollo de Éntrale tenemos la oportunidad de conocer, definir y, a veces, redefinir, junto con las empresas sus metas de inclusión para los siguientes 12 meses. Es un orgullo observar la dedicación y emoción que existe en esta etapa, reflejada en la co-elaboración del plan para cumplir estos objetivos, así como al celebrar logros del año anterior.

Ahora bien, en el transcurso del año, es complicado mantener esta inercia. Va pasando el tiempo, se acumulan y surgen nuevos pendientes urgentes, otros objetivos se interponen y cuando menos lo esperamos, volteamos atrás y ya llevamos un par de semanas sin levantarnos temprano a hacer ejercicio… transformando cada vez más en pasita aquella uva jugosa que representaba ese propósito.

Mantengamos nuestro propósito

En cuanto a nuestras uvas, esos propósitos para impulsar la inclusión laboral, es de suma importancia protegerlas a toda costa. Reflejar nuestro compromiso al salir de nuestra zona de confort y vencer nuestros propios sesgos inconscientes, son nuestros básicos para procurar que se cumplan y mantengan cada uno de ellos.

Mantengamos esta inercia de inicio de año al nunca olvidar que la inclusión es un bien común, que mejora la cultura organizacional de las empresas y que, entre otros beneficios, refleja el compromiso con la diversidad que nos representa como seres humanos.

Los dejo con las siguientes preguntas:

¿Conoces cuáles son los propósitos para promover la inclusión laboral de personas con discapacidad en tu organización?

¿Sabes lo que se necesita para cumplirlos?

¿Sabías que, sin importar la posición en la que te encuentres, eres un actor clave para fomentar la inclusión laboral?

En este proceso, nunca están solos: mientras quieran proteger sus propósitos de inclusión laboral para personas con discapacidad, en Éntrale estamos para acompañarles y brindarles la mayor seguridad posible al implementar este proceso.

Si estás interesado en promover la inclusión laboral de personas con discapacidad en tu empresa, contáctame: xcapetillow@entrale.co

Sobre la autora

Ximena Capetillo es Directora del Área de Vinculación y Desarrollo de Alianza Éntrale. Es Pedagoga de la Universidad Panamericana y cursa la Maestría en Neuropsicología y Educación. Ha sido consultora de proyectos relacionados con emprendimiento, STEAM,  innovación e inclusión en procesos educativos de todos los niveles.

Seguir siempre adelante

Cuando una persona se expone durante días en un lugar congelado, sin comida ni resguardo alguno, la temperatura corporal empieza a disminuir y como consecuencia: el corazón, el sistema nervioso y otros órganos no pueden funcionar con normalidad. Si la persona no hace nada para aumentar su temperatura, puede sufrir un fallo del corazón y del sistema respiratorio y posiblemente la muerte. 

La mayoría de las personas con alguna discapacidad, hemos vivido períodos de tiempo que pueden ser días, meses o incluso años con algo llamado:  

Desánimo

El Desánimo es como un proceso de congelamiento, si permites que avance te termina paralizando hasta que llega el día en que se te hace muy difícil salir ahí. 

Cualquier persona tiene probabilidad de pasar por este estado en alguna etapa de su vida sin embargo, pienso que las personas con discapacidad tenemos varios boletos comprados para viajar al país del Desánimo. 

Desde que nacimos o adquirimos la discapacidad hemos recibido muchísimos “No’s”: “No vas a poder caminar”, “No vas a poder ver”, “No vas a poder estudiar”, “No vas a poder trabajar”, etc.  

Actualmente a pesar de tantos No’s, las personas con discapacidad tenemos más oportunidades para concluir  el grado de preparatoria, una carrera universitaria y ¿ por qué no? hasta maestría y doctorado. 

Sin embargo, al concluir cierto nivel educativo, sentimos la necesidad económica, social y psicológica de encontrar un trabajo y seguimos todos los pasos que realizan las personas sin discapacidad: nos acercamos a amigos, familiares, centros de estudios, redes sociales, etc. Pero a veces, sentimos que nada funciona y poco a poco identificamos que nuestros amigos sin discapacidad consiguen trabajo, adquieren bienes y nosotros nos sentimos estancados en un estado eterno de NINI (Ni trabajamos, ni estudiamos). 

Llegado este momento nos preguntamos:

¿Qué me falta? ¿Qué hice mal? ¿Cómo avanzo? Ya no hay más puertas dónde tocar.  

Pero recordemos que si una persona se encuentra en la nieve y deja de moverse o no se resguarda en un lugar de mayor temperatura, perderá la vida. Cualquier adversidad como la búsqueda de trabajo nos tiene que conducir a buscar recursos útiles para superar el Desánimo. 

¡No dejes de moverte!

Te comparto algunos recursos que yo he podido identificar y que me han ayudado en los momentos más difíciles: 

  1. Si has llegado hasta aquí con tu fiel compañera: la discapacidad, ¿Qué te hace pensar que no lograrás más retos?. Te aseguro: ¡has resuelto las batallas más difíciles! 
  2. Ten fe en algo más. Ten en cuenta que la fuerza de voluntad a veces se nos puede agotar y toda persona necesita confiar en algo, sin olvidar que a veces esa fuerza puede recargarse con el gran apoyo que nos proporcionan nuestros seres queridos, como familia y amigos. 
  3. No dejes de tomar cursos y participar en los eventos que ofrecen las fundaciones:   Muchas personas con discapacidad han  perdido la confianza en las fundaciones donde solicitaron ayuda en algún momento de sus vidas. Yo los entiendo porque yo también pensé que resolvería mi problema de inmediato y no fue así. Sin embargo, cuando miro atrás, me doy cuenta de que estas fundaciones fueron pequeños escalones que me permitieron conocer a otras personas, nuevas estrategias y medios que me acercaron a mi meta.

El camino es largo y difícil, pero recuerda que nosotros estamos cambiando la historia de las personas con discapacidad, dejando un mejor país: más justo, más humano y más incluyente. 

Sobre la autora

Ileana Hieber nació en México D.F en 1990 con Parálisis Cerebral. Es Lic. en Pedagogía por la Universidad Anáhuac México y Maestra en “Integración de personas con discapacidad. Calidad de vida”  por la Universidad de Salamanca, España. Actualmente es Coordinadora de Vinculación Laboral en Alianza Éntrale AC. Con 31 años, tiene la convicción de que, si el entorno de la persona con discapacidad le ofrece los apoyos necesarios para su desempeño y elimina las barreras que la limitan, esta puede lograr su inclusión en la sociedad y gozar de una buena calidad de vida.

¿Por qué la inclusión laboral de personas con discapacidad es necesaria?

Por: Paola Guerrero Ibarra

No se puede solucionar lo que no se quiere afrontar. Esta expresión posiblemente la hemos escuchado o utilizado en diferentes circunstancias para atender algún problema o dificultad a resolver. En esta ocasión, quisiera adoptarla para manifestar una necesidad que, como sociedad, no podemos olvidar: la inclusión laboral de personas con discapacidad.

En las últimas décadas se ha hablado mucho de la diversidad. Diversidad de ideas, diversidad de creencias, diversidad de culturas, diversidad de personas. Asimismo, cada vez son más las empresas e instituciones comprometidas con la formación de equipos multidisciplinarios dentro de su plantilla laboral. Gestionar la diversidad se ha convertido en una oportunidad para la estrategia de negocio de muchas compañías, ya que se ha descubierto que las diferencias de perspectivas, experiencias y talentos entre las y los colaboradores impulsan el crecimiento de la organización hacia resultados y procesos mayormente innovadores.

Son varias las acciones que las empresas han realizado para hacer de la diversidad un valor fundamental de su cultura organizacional. Entre estas se encuentra una muy importante a tomar en cuenta, la visibilización e inclusión de personas pertenecientes  a los grupos de atención prioritaria. Estos grupos son aquellos que enfrentan dificultades para el pleno ejercicio de sus derechos humanos y que constantemente son víctimas de actos de discriminación, exclusión y violencia; es decir, mujeres, personas adultas mayores, personas de la comunidad LGBTT+, personas de comunidades indígenas, personas migrantes, personas con discapacidad, por mencionar algunos.  Si bien son grandes los esfuerzos que se han implementado para incluir a la mayor cantidad de personas de dichos grupos, todavía queda mucho por hacer. Hace unos meses tuve la oportunidad de escuchar una conferencia de Claudia L. Gordon, activista y defensora de los derechos de las personas con discapacidad, en la cual compartió una inquietud que llamó mi atención. La discapacidad sigue fuera de la ecuación de la Diversidad e Inclusión.

Esta opinión me hizo recordar que en México, existen alrededor de 7 millones de personas con discapacidad y solo el 38.5% tienen participación económica. Una realidad que no podemos ignorar. Pese a la creciente ola de información y campañas de concientización, todavía prevalecen distintas barreras que atentan contra los derechos humanos de las personas con discapacidad, incluyendo el derecho a un trabajo digno. Partiendo de este hecho, es relevante hacernos la siguiente pregunta: ¿por qué es necesaria la inclusión laboral de personas con discapacidad?

El trabajo: oportunidad de crecimiento

Son varios los motivos que justifican dicha necesidad. Sin embargo, en esta ocasión me voy a concentrar en uno en particular. El trabajo como oportunidad de formación y crecimiento. El trabajo no es sinónimo de salario –si bien este es importante para nuestra estabilidad económica–, es un valor perfectivo que nos lleva a cumplir las realizaciones de nuestra vida. Es decir, una acción que nos permite desarrollar cualidades como la independencia, autodeterminación y toma de decisiones.

Todas las personas, absolutamente todas, merecemos este derecho por el simple hecho de ser dignas de valor y respeto. Las personas con discapacidad no pueden quedar fuera de la ecuación. No debemos olvidar que forman parte de nuestra diversidad humana, así como también necesitamos recordar que no basta con que estén presentes en las organizaciones para promover su inclusión, sino que es indispensable establecer acciones y cambiar actitudes para lograr su participación activa en los diferentes procesos y servicios de la empresa.

Retomo la expresión con la que comencé este artículo pero ahora bajo otra perspectiva: Podemos solucionar lo que queremos afrontar. Personas, empresas y sociedad, tenemos la posibilidad de construir una cultura en donde el valor y la dignidad de una persona estén determinados por su SER y no por su PARECER. Afrontemos la necesidad de la inclusión laboral de personas con discapacidad. Empecemos a reconocer sus diferencias y tratémoslas no cómo suponemos que quieren ser tratadas, sino cómo les gustaría serlo. Seamos agentes de cambio y aceptemos la invitación de abrirnos a nuevas personas, ideas y perspectivas de vida.

Sobre la autora

Paola es Lic. en Pedagogía por la Universidad Panamericana. Es consultora en inclusión laboral de personas con discapacidad. Actualmente es Directora de Investigación y Proyectos Educativos en Alianza Éntrale AC.

Fuentes de consulta 

 

Mi primer trabajo

Compartir es una de las mejores maneras de crecer juntos. Es por eso que en mis primeros dos artículos abarqué el tema de los retos y de los cambios. Sin duda estos son una constante en la vida de todas las personas y un punto en el que todas y todos podemos conectar.  En esta ocasión, hablaré un poco de un factor que suele presentarse cuando nos enfrentamos a esas situaciones: El miedo.

En muchas ocasiones podemos llegar a pensar que alcanzar un deseo o una meta nos llevará a un bienestar permanente. 

Comenzar a trabajar sin lugar a duda es una puerta necesaria que debemos cruzar si queremos mejorar nuestra calidad de vida ya que,  como bien sabemos,  contribuye a nuestro bienestar emocional, físico y material, aumenta nuestras relaciones interpersonales, nuestra autodeterminación, inclusión social y finalmente, es parte de entrar a la etapa adulta del ser humano. 

En lo personal, obtener mi primer trabajo era un gran deseo y necesidad en mi vida, pero creo que para las personas con una discapacidad como yo implica un acto de valentía, porque es enfrentar al mundo real, sin privilegios, con consecuencias y esto puede darnos mucho miedo. 

Tenemos miedo a regarla, a no alcanzar las expectativas del puesto del cual somos responsables y terminar fracasando. Nos da miedo regresar al estado inicial. Sin embargo, ¿te has preguntado si nuestro caso es diferente al sentimiento de todas las personas que se enfrentan al mismo reto? 

El miedo no debe frenar nuestro crecimiento

Durante mi Maestría me hice amiga de una chica japonesa que nunca hablaba con extraños porque hacerlo le parecía muy peligroso, a lo que yo le contesté: “Lo padre de salir de nuestros países es conocer a esos extraños.” 

El miedo es intrínseco a la naturaleza del ser humano porque frena actos impulsivos que pondrían en riesgo nuestra sobrevivencia, pero dejarnos gobernar por él es decirle “No” al crecimiento, a nuestros sueños y aspiraciones de vida.

En ocasiones creo que las personas con discapacidad tenemos este pensamiento de miedo, sin embargo, creo que nos urge cambiar esta forma de pensar y sustituirla por la humildad, es decir, empezar a pensar que seguro hay personas que saben más que nosotros y que por lo tanto mi deber es acercarme con ellas, preguntarles y aprender.

Personalmente, mi primer trabajo me ha llevado a enfrentar mis debilidades, que siempre han estado ahí pero no había querido aceptar. Me ha ayudado a reconocer que la voy a regar mil veces, pero que soy responsable de ingeniar estrategias para mejorar esas áreas. 

Un trabajo es otro reto, como todos los que nos hemos topado a lo largo de nuestra vida. Nos tenemos que preparar para gestionar llamadas de atención, metidas de pata y explorar nuevas estrategias para mejorar y seguir creciendo. 

Tenemos que ser conscientes que desde hace dos años que inició esta pandemia, conseguir un trabajo y sostenerlo es un privilegio, por lo tanto, tenemos que cuidarlo y luchar todos los días por conservarlo. 

Por tanto, mis recomendaciones son: 

  • Identifica tus miedos y realiza las estrategias para vencerlos. 
  • Aprende de todos tus errores diseñando métodos para no volver a cometerlos 
  • Pide ayuda para mejorar todas las áreas de oportunidad

Inclusión: el mejor idioma

 

En México, el 28 de noviembre se conmemora el Día Nacional del Sordo y nuestras empresas aliadas no lo pasaron por alto.

Accenture México, quien recibió el Premio Éntrale 2021 por sus buenas prácticas de inclusión celebró este día el pasado 30 de noviembre con sesión virtual con más de 100 colaboradores/as que se sumaron para conocer más acerca de la cultura de las personas sordas y la relevancia de este día.

En esta sesión, colaboradores de Accenture con discapacidad auditiva compartieron su experiencia y enseñaron a sus compañeros algunas palabras en Lengua de Señas Mexicana. Incluso invitaron a todos los participantes a cantar una canción en LSM.

Testimonios:

 

Brayant Gutierrez. Data Engineering Analyst:

Fue la primera vez que pude aportar algo para Accenture con estos medios y compartir mi conocimiento y experiencias. Últimamente estoy más activo con este tipo de reuniones y súper encantado con mi aportación y la de mis compañeros sordos. Fue una experiencia muy buena y agradezco por esta oportunidad.”

Angel Muñoz. Associate Application Development:

La verdad me gusta el curso con señas. Los compañeros conocen las señas.”

Itzel García. Data Engineering Associate:

Esta experiencia para mí fue algo fenomenal, también inexplicable. La verdad a mí me encanto ver que las personas tengan interés de saber por qué se conmemora y también se amplíen para informarse y eso les pueden servir en algún futuro cuando conozcan a una persona sorda fuera o dentro de Accenture. Estoy muy segura de que ya sabrán cómo comunicarse, aunque sea poquito o de seguro nos van a buscar a nosotros y nos apoyaremos.”

Inclusión es…

La inclusión es compartir, crecer juntos y eliminar esas barreras que por tanto tiempo nos han alejado unos de otros. No queda duda de que experiencia de caminar hacia ese México cada vez más conectado, más humano e incluyente, es emocionante y vale la pena recorrerlo…juntos.

¡Felicitamos a Accenture por esta gran actividad e invitamos a todas nuestras empresas a seguir trabajando por crear espacios y empresas cada vez más incluyentes!

Texto: ¿Quiénes son las personas con discapacidad auditiva?. Debajo un dibujo de 2 personas, del lado izquierdo un hombre haciendo una seña de la lengua de señas mexicana, del lado derecho una mujer con un implante coclear haciendo una seña de la lengua de señas mexicana

¿Quiénes son las personas con discapacidad auditiva?

Por: Daniela Schurenkamper Alpuche, Directora de Comunicación Social de Éntrale, alianza por la inclusión laboral.

¿Sabías qué existen diferentes tipos de discapacidad? Muchas veces solemos pensar que las personas con discapacidad sólo son aquellas usuarias de silla de ruedas; no obstante, dentro de la discapacidad, también hay una gran diversidad. Recordemos que existen 4 tipos de discapacidad: física-motriz, sensorial (auditiva y visual) , intelectual y mental-psicosocial.

En este artículo, hablaremos sobre quiénes son las personas con discapacidad auditiva y cuáles son las características de esta condición, con la intención de que adquieras una mayor información y podamos romper juntos las barreras y mitos que existen alrededor de estas personas.

Las personas con discapacidad auditiva son aquellas cuya condición de vida implica una deficiencia o alteración en el sentido auditivo, y que al interactuar con las barreras físicas y actitudinales que establece la sociedad, se ve impedida su inclusión plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

Esta discapacidad se clasifica en dos:

  1. Parcial

Se refiere a las personas que tienen una baja audición o hipoacusia, es decir, pérdida de la capacidad auditiva a un menor o mayor grado. Puede presentarse de forma unilateral (afectando sólo un oído) o bilateral (cuando afecta ambos oídos).

  1. Total

Se refiere a las personas que tienen una sordera, es decir, pérdida tota de audición.

Algunas personas con discapacidad auditiva son candidatas para el uso del implante coclear. El implante coclear es un pequeño dispositivo que ayuda a las personas sordas a recibir y procesar los sonidos del exterior.

Es muy importante no confundir el implante coclear con un auxiliar auditivo. Este último aparato se coloca sobre la oreja e incluye un pequeño tubo que va hacia el oído interno a fin de que el sonido se amplifique y la persona lo pueda percibir. Es electrónico y sirve para cambiar o amplificar el sonido.

¿Cómo se puede comunicar una persona con discapacidad auditiva?

Uno de los mitos más frecuentes en torno a la discapacidad auditiva, es afirmar que son personas sordomudas. No por tener una discapacidad auditiva significa que estas personas no puedan hablar o emitir sonidos.

Aunque la persona sorda no cuente con una plena audición, se puede comunicar mediante la lectura labiofacial, la Lengua de Señas o por lecto-escritura.

 

¿Cómo puedo apoyar a la comunidad sorda en el área laboral?

Para apoyar de manera eficiente a las personas con discapacidad auditiva, va a ser importante conocer los diferentes tipos de apoyo o ajustes que podemos implementar para garantizar su igualdad de oportunidades y equidad de condiciones. A continuación, te presentamos un ejemplo:

A fin de asegurar que la persona con este tipo de discapacidad tenga una experiencia positiva en su entrevista de trabajo, va a ser importante preguntarle sobre los apoyos que requerirá para facilitar el proceso de comunicación (intérprete de Lengua de Señas o uso de apoyos visuales).

Los apoyos visuales son esenciales para una persona con discapacidad auditiva. Un ejemplo muy claro son las juntas o festejos que se realizan dentro de la empresa. Por lo general, el mensaje que utilizamos para estas ocasiones lo transmitimos de voz en voz, pero… ¿qué sucede cuando en nuestra organización trabajan colaboradores o colaboradoras con discapacidad auditiva? Posiblemente el mensaje no les llegará. Cambiar esta situación implicará buscar nuevas formas y medios de comunicación que se adapten a las necesidades de estas personas, por ejemplo, compartir la invitación al festejo a través de un correo electrónico o mensaje de texto. De igual manera, para fortalecer la accesibilidad e inclusión en nuestro sistema de comunicación interna y externa, debemos procurar que los materiales audiovisuales que vayamos a utilizar tengan subtítulos e intérprete de Lengua de Señas.

Te invitamos a continuar informándote sobre los diferentes tipos de discapacidad que existen, ya que de esta manera,  lograremos crear entornos  libres de prejuicios y  etiquetas. Sigamos construyendo un México más justo, más humano y más incluyente.

Premio Éntrale 2019

Empresas comprometidas con la Inclusión Laboral de Personas con Discapacidad

Este año, por segunda ocasión, la Alianza hizo entrega del Premio Éntrale al 1% de las empresas que, por su trabajo constante, esfuerzo y compromiso, alcanzaron resultados sobresalientes en el Índice de Inclusión Laboral de Personas con Discapacidad, además de implementar buenas prácticas de inclusión en una o más áreas de la organización.

El Índice de Inclusión Laboral de Personas con Discapacidad (IILPCD) es una herramienta que les permite a nuestros aliados la posibilidad de realizar un auto-diagnóstico de los procesos de la empresa, analizando qué tan accesibles e incluyentes son. Éste cuestionario evalúa:

  1. La contratación y atención a las necesidades de las personas con discapacidad en el centro de trabajo.
  2. La cultura de la empresa, es decir, qué tanto se vive la inclusión entre las y los colaboradores, los contenidos y formatos de la comunicación interna y externa, así como el involucramiento de los puestos directivos y gerenciales en las iniciativas de inclusión.
  3. Las políticas, el proceso de reclutamiento y el desarrollo de las personas con discapacidad como miembros de la empresa.
  4. Políticas y procesos de protección civil, así como los procedimientos para solicitud de adaptaciones y ajustes razonables.

 

Fernando Estrada, Director de Éntrale, entrega un cuadro a Lala por ser ganador del Premio Éntrale

Este año, se otorgó el Premio Éntrale a:

Walmart de México, ya que la empresa destacó por la contratación en gran escala e implementación de tiendas 100% accesibles.

GNP Seguros, ya que, además de fortalecer su programa de inclusión de manera interna, mediante mentoría y acompañamiento,  ha apoyado a otras empresas a alcanzar sus objetivos.

Cinépolis, por procurar una cultura incluyente para con sus colaboradores y clientes, manteniendo una alta retención del personal y brindando funciones incluyentes.

Finalmente, se reconoció a Grupo Lala, por lograr que el 2% del personal sean personas con discapacidad, así como el fortalecimiento de una cultura de inclusión mediante la creación del distintivo Evento Incluyente.

Sabemos que cada una de las empresas aliadas trabaja incansablemente por lograr que México sea un país más incluyente, por lo que no nos queda duda de que nos seguirán sorprendiendo con grandes resultados que logren cambiar la vida de las personas con discapacidad.

Únete a la alianza en www.entrale.org

Aparece una ficha de rompecabezas (Símbolo del autismo) pintándose de color azul

Vístete de azul y conmemora el día mundial del autismo

Ciudad de México a 2 de abril del 2019

Hoy 2 de abril, es el día mundial del autismo. Y para conmemorarlo tenemos para ustedes una nota acerca de la inclusión de las personas que tienen algún grado de autismo. El autismo, no puede generalizarse porque cada persona lo vive en distinta condición y modo; es por esto que éste es mejor conocido como Trastornos del Espectro Autista (TEA). Dentro de este espectro existen muchas variantes de funcionalidad que se deben a desordenes neuro- biológicos los cuales impactan al cerebro y sistema nervioso de la persona.(1) De hecho “medicamente, el autismo no se considera una enfermedad como tal, sino más bien una condición genética que afecta en mayor o menor medida la interacción social por medio de la comunicación, la conducta, el lenguaje y la integración sensorial de las persona.”(2)

A pesar de que México es uno de los países miembros de la OIT y ha asumido el compromiso de asegurar el derecho de hombres y mujeres con discapacidad a acceder a un trabajo decente y remunerado en igualdad de condiciones que los demás ciudadanos y ciudadanas (3) , en nuestro país no existen datos oficiales sobre el número de personas que presentan TEA, lo cual evidencia la falta de información que prevalece respecto al tema y por ende la exclusión que sufre dicho sector.(4)

En su artículo Las políticas públicas en la inclusión educativa para niños con Trastornos del Espectro Autista, Lay y Anguiano hacen énfasis en el trabajo que requiere la inclusión de estas personas y de los retos que esto significa. Su crítica se construye con base en la promulgación y áreas de oportunidad de la Ley General de Inclusión para las Personas con Discapacidad que a pesar de su publicación en 2011 ha presentado inconsistencias e irregularidades principalmente por la presentación del TEA como una discapacidad.(5)

A pesar de que la política pública y las leyes en México aún carecen de una ejecución exitosa, las Organizaciones de la Sociedad Civil están trabajando en conjunto con el sector privado para empoderar y mejorar la vida de las personas que viven con TEA. Gerardo Gaya, presidente y fundador de Iluminemos de Azul, asociación dedicada a difundir y sensibilizar sobre el espectro autista compartió en una entrevista para Milenio un estudio de la OSC el cual refiere que sólo 1% de los adultos con autismo en el mundo accede a un trabajo.(6)

En esta dirección, desde Alianza Éntrale invitamos a nuestros lectores a seguir investigando sobre el Trastorno del Espectro Autista y reflexionar que la incorporación de las personas con TEA al mercado laboral es un aspecto central para promover su autonomía personal, participación, vida independiente y empoderamiento.(7)

1- http://monarchmexico.org/es/especialistas-en/autismo/
2- https://www.animalpolitico.com/2018/04/desinformacion-segrega-a-ninos-con-autismo-en-mexico/
3- OIT 2015
4- https://www.animalpolitico.com/2018/04/desinformacion-segrega-a-ninos-con-autismo-en-mexico/
5- http://www.publicaciones.cucsh.udg.mx/pperiod/vinculos/pdfs/vinculos7/V7_5.pdf
6- https://www.milenio.com/politica/comunidad/solo-1-de-los-adultos-con-autismo-accede-a-un-trabajo
7- http://www.autismo.org.es/sites/default/files/un_potencial_por_descubrir_digital_baja_cuerpo_junio_0.pdf

La fábrica de juguetes – ¿Qué buscamos las personas con discapacidad?

por Ileana Hieber,

 

Vivimos en una sociedad donde todo lo que se salga de la “normalidad”, es analizado y juzgado de inmediato.

Confundimos a las personas con juguetes que salen a la venta y deben ser todos iguales, de un mismo tamaño, fabricados para que puedan desempeñar las mismas funciones y si alguno llega a fallar es cambiado en la tienda o desechado.

El problema surge cuando nos damos cuenta que las personas no somos juguetes y por lo tanto, no tenemos todos las mismas medidas y capacidades, y aun así seguimos siendo personas.

Es en este momento cuando nos enfrentamos al fenómeno de la diversidad, en el cual personas con alguna discapacidad tienen el derecho de realizarse en un mundo diseñado por y para los individuos que no presentan ninguna adversidad en su funcionamiento psicológico, físico e intelectual para estar en ella.

Aquí nos encontramos que en el molde prediseñado por la sociedad, sólo encajan ciertos juguetes dejando fuera de la jugada a millones de juguetes con otras formas, que tienen aportaciones igual de importantes que otro individuo, pero su participación se ve limitada simplemente por no tener la forma esperada.

Todo niño para aprender el concepto de geometría ha jugado el cubo de figuras geométricas, en el cual cada pieza tiene su espacio y no puede encajar un círculo en el espacio del cuadrado.

Personalmente pienso que este juego representa a la sociedad actual, hay un solo espacio en el que alguien ya decidió quien va a entrar y quién no.

No se sabe en qué momento alguien dijo que teníamos que ser todos iguales, tener las mismas capacidades, hacer las mismas actividades a la misma velocidad y ser todos de una altura predeterminada para poder jugar.

¿Pero por qué no hacer un cubo dónde puedan encajar más figuras? ¿A caso no se podrían diseñar espacios donde puedan entrar a jugar círculos, estrellas, triángulos y otras figuras que tienen formas muy diferentes a las conocidas?

¿Qué buscamos las personas con discapacidad?

Actualmente se diseñan escuelas, rampas, puestos de estacionamiento, asientos, entre muchas otras cosas para personas con discapacidad, lo cual es cierto que son facilitadores en la vida de estos individuos.

 Sin embargo, ¿Una persona con discapacidad se conforma con poder subir una rampa o tener un puesto de estacionamiento?

Las personas con discapacidad buscan participar activamente en la sociedad, ayudar y amar a su prójimo dejando de ser individuos que dependan de la lástima o buena voluntad del otro.

Para lograr esto, se requiere de la cooperación del gobierno el cual tiene el deber de “facilitar el acceso al entorno físico, el transporte, la información y las comunicaciones, incluidos los sistemas y las tecnologías de la información y las comunicaciones, y a otros servicios e instalaciones abiertos al público o de uso público” (Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, s/f, p.10).

Pero, ¿Debemos esperar a que todo lo haga el gobierno? La verdadera fuerza de un país es su sociedad civil, es decir las organizaciones que no dependen del gobierno y por lo tanto no se encuentran sujetos a los intereses de este.

Si cada ciudadano en equipo con las empresas, comienza a dar oportunidades de empleo a personas con discapacidad, a facilitar la vialidad a personas con discapacidad, entonces vamos a lograr ser un tipo de sociedad exitosa, que no dependa de gobierno ni se justifique por este y se mantenga por si misma ¿Es esto posible? Yo creo que sí.

Finalmente es un problema de Concientización de cada individuo.

 

 

 

 

 

Artículo escrito por:

Ileana Hieber Hernández

Convencción sobre los derechos de las personas con discapacidad. Artículo 9. Recuperado el 2 de agosto, 2015 de: www.un.org/esa/socdev/enable/documents/tccconvs.pdf